Hijos únicos. Los reyes de la casa

Hijos únicos. Los reyes de la casa

Mimados, solitarios, mandones… son sólo algunos de los calificativos que suelen atribuirse a los hijos únicos. Sin embargo, es una realidad que conlleva sus riesgos y sus ventajas, y su evolución, como la de cualquier otro niño, dependerá de la educación que le demos como padres.

Son muchos los tópicos que pesan sobre la idea de que un niño crezca sin hermanos. Desde “pobrecito, se aburrirá mucho”, pasando por “debe ser un consentido”, hasta el “¿no pensáis darle un hermanito?”… constituyen comentarios que muchos padres han de soportar, pero que no deben asustar y muchos menos condicionar. Y es que juzgar al hijo único como más egoísta, mandón y mimado es una actitud hacia los niños que también afecta a sus padres, ya que les puede crear un sentimiento de culpabilidad, pueden tener complicaciones en la relación con sus hijos o pueden tener más hijos de los que realidad querían tener. Con las posibles complicaciones que esto puede acarrear: criar a un hijo no plenamente deseado afecta a la salud y a la felicidad de los padres. Por tanto, conviene tener claro que la educación de un solo hijo, como la educación de dos hermanos o de una familia numerosa, tiene sus pros y sus contras, sus riesgos y sus ventajas. Lo único que necesitamos es un poco de información para saber cómo actuar ante determinadas situaciones, aprender a controlar algunos comportamientos y conocer aquellas virtudes que sería bueno potenciar.

Ir al caso por caso
Y es que si bien los tópicos circulan de boca en boca, no dejan de ser eso, tópicos. Éstos, además, siempre están hechos de generalizaciones y nos podemos encontrar con un hijo único que cumple alguno de ellos, mientras otro no cumple ninguno, o incluso con uno que tiene hermanos y los cumple todos. “Esto desmonta de base el tópico como generalización, mientras que el niño por niño no es nunca una generalización”, remarca Montse Colillas, coordinadora del Grupo de Maternidad del Colegio de Psicólogos de Catalunya y Directora del Centre Vincles. Además, también dependerá del contexto familiar en que nace el niño y porqué es hijo único.

¿Quieres leerlo completo?

Habilidades

Publicado el

9 noviembre, 2016

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *