Y no me estoy refiriendo al tema de decoración de interiores, si bien todo suma, sino a la tendencia que consiste en tener menos, desprenderse de aquellas cosas que no utilizamos ni necesitamos, y aprender a vivir sin que acumular y poseer contribuya a hacernos felices.

Reflexiones sobre esta actitud y manera de vivir y de ser, y de cómo ponerla en práctica desde nuestra realidad actual, se recogen en un interesante artículo en Objetivo Bienestar, del que sólo señalo algunas ideas. Por ejemplo, ¿por qué seguimos guardando en lo alto del armario ropa, bolsos… que hace más de tres temporadas que no nos ponemos?, ¿no sería una buena manera de ganar espacio y de tener todo más ordenado?, ¿antes de comprar algo piensas si lo necesitas realmente?, ¿y no crees que a veces dedicas demasiado tiempo a llenar tu cabeza con problemas, discusiones…? Porque además del minimalismo espacial, es importante ser minimalista con los pensamientos.

Ahí lo dejo, y voy a intentar practicarlo. ¿Ya me contaréis cómo os va!

http://www.objetivobienestar.com/estilo-de-vida-minimalista-claves-para-practicarlo_11474_102.html